Al sonar las doce

Espectáculos Vértigo te trae a Al sonar las doce para que disfrutes en tu evento de esta original y divertido Coro de Cádiz

Al sonar las doce nos muestra el terror y el miedo se apoderan del Gran Teatro Falla. Una maldición que se rompe cantando en la Gran Final

El coro de Luis Rivero abre la noche más larga haciendo gala de su apuesta musical con unas voces que dan miedo. Es lo que más funciona de un repertorio que brilla más por el trabajo que lleva detrás, lo que propicia el lucimiento del grupo. Las letras, todas de estreno, mantienen la línea de su paso por el Concurso, por lo que se quedan por detrás de su propuesta.

Las coplas son el mejor remedio para romper con la maldición de Cádiz. Almas que vagan por la ciudad mientras que los humanos duermen.

En los tangos, destaca el primero por estar mejor enfocado al denunciar la situación de los sintechos en la ciudad a partir del propio tipo. Un terror que aparece al caer la noche entre las brujas malvadas del viento y el frío, y el mordisco que sienten de los vampiros que les lanzan al abismo.

Voces que dan miedo. El coro de Luis Rivero se aferra a su propuesta musical en la presentación y el popurrí para intentar que el resto de los coros sientan pavor en la competición. Sustos que se quedan a medias porque su principal argumento es un envoltorio que saben dominar con un despliegue vocal que roza la perfección.

Seres del inframundo que despiertan cuando Cádiz duerme. Voces angelicales en cuerpos terroríficos.

Tras un año de descanso, Luis Rivero eleva su apuesta musical a su máximo exponente, trayendo una propuesta en la que existe mucho más mimo en el continente que en el contenido en la presentación y en el popurrí, en los que el grupo realiza un derroche vocálico extraordinario, lo que, junto al apartado musical y a la puesta en escena, acaba tapando todo lo demás.

Desde el inicio se ve que la propuesta se encamina por este rumbo con una versión de Thriller, de Michael Jackson, que no suena todo lo limpia de lo que suele acostumbrar este grupo. Luis Rivero muestra su sello con un tango muy reconocible por mantener inalterable su estilo, jugando con el silencio en el trío y la potencia en su final.

Pide presupuesto ahora

Ver política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat